VIVERO APILAC AMPLÍA METAS PARA CONTRIBUIR A LA PRESERVACIÓN DEL MEDIO AMBIENTE EN EL PUERTO LÁZARO CÁRDENAS


Puerto Lázaro Cárdenas, 15 de febrero de 2017.- Con plantas de diversas especies, el vivero de la Administración Portuaria Integral de Lázaro Cárdenas (APILAC), se ha ostentado como un bastión fundamental para la preservación del medio ambiente tanto en el recinto portuario como en este municipio, dicha vegetación se destina a los programas de reforestación y donaciones realizadas a lo largo del año a instituciones y asociaciones dedicadas a la mejora del medio ambiente, involucrando a toda la Comunidad Portuaria, instituciones educativas, autoridades y a la sociedad en general.

Durante el 2016, se lograron reforestar 12 mil 500 árboles y se donaron 11 mil ejemplares de mangle, logrando superar cifras de años anteriores y cumpliendo con los objetivos propuestos, para este año se pretende incrementar la producción para las campañas de reforestación a 15 mil plantas nativas y darle seguimiento a las tareas de preservación ambiental.

De acuerdo al cierre del programa de reforestación del 2016 se presentan a continuación las siguientes variantes de resultados y propósitos para este año como se muestra en la siguiente gráfica:

Estas metas se han logrado en base al trabajo en las mejoras de tecnificación, de infraestructura y personal capacitado. Además, se han reforzado las actividades de reforestación con el fomento a la educación de la conservación y el respeto a la biodiversidad. Cabe destacar, que previo a los distintos programas, se realiza una supervisión previa para determinar qué tipo de árbol y área se determina para las reforestaciones.

Estás prácticas, han servido para fortalecer el vínculo entre el puerto y la ciudad, marcando una pauta en la preservación de humedales, zonas protegidas y áreas verdes de Lázaro Cárdenas, así como de la fauna que habita conjuntamente, conservando y protegiendo los principales pulmones naturales con los que se cuenta, previniendo la erosión y fomentado la recuperación de suelos.

Este vivero, es una prioridad para el abastecimiento en la región ya que se desarrollan plantas endémicas de la región como camelina, palma de cayaco, diversos tipos de mangle como negro, rojo y blanco, entre otras especies; factor primordial para promover espacios más saludables y en equilibrio con nuestro ecosistema fomentando la cultura de la conservación y el cuidado de la flora y fauna que prevalece en nuestro entorno.